Introducción

 

UN EMBAJADOR SIN NOMBRAMIENTO

Hace años titulé  en uno de mis libros a ciertos artistas cubanos, como “Los embajadores sin nombramiento”. Quería con ello referirme a un grupo  de músicos que dieron renombre a Cuba con su actuación fuera de su tierra natal.

Como todos sabemos,  gran parte del  trabajo de un embajador es crear buena atmósfera, buena opinion del país que representan en las otras naciones a las que son destinados con tal carácter. De la forma en que desempeñen tal encomienda, dependerá  el éxito de su carrera.

A ese efecto, a los embajadores se les provee de las mayores facilidades posibles , según los recursos de cada país: una buena residencia en la capital o ciudades de los países a los que se les designe, empleomanía,  gastos de representación, etc.

Pero también salen de muchos países artistas que deciden probar fortuna fuera por mejores condiciones económicas, o por el deseo de triunfar, de mostrar su valor como tal, de conocer además otros países, y quizás aprender algo que aplicar a su propia carrera, o un poco de todo esto.

Generalmente se valen de sus propios y escasos medios económicos; a veces éstos no van más allá de lo necesario para trasladarse a ese país donde intentan abrirse paso.  Pero lo que hagan, bueno o malo, su triunfo o su fracaso, va a incidir sobre su país de origen. De manera que quiéranlo o no, están representando a su país: son embajadores sin nombramiento.

Son pocos los que logran triunfar y destacarse, y sobre todo mantenerse en el favor popular, y Cuba ha tenido mucho éxito a lo largo de su historia musical, con muchos de estos embajadores,  dentro de los cuales, Vicentico Valdés es uno de los más destacados.

Esa bella historia de esfuerzos, sacrificios y triunfos es la que iremos contando en este espacio: desde sus comienzos musicales en la competida Cuba de los años30’s del siglo pasado,  al México pletórico de artistas de calidad de la década de los 40’s, a los Estados Unidos, con la barrera del idioma.

Seguiremos su historia de cómo se va abriendo paso ese artista hasta llegar a ser  mejor conocido fuera de Cuba que dentro de ella; como logra con su acertada elección de repertorio y modos de decir la canción, mantenerse triunfante por décadas; ser también artista admirado dentro y fuera de Cuba. Conocer además de los otros miembros de su familia que son también músicos destacados; saber de su ejemplar vida familiar de boca de su hija; leer los comentarios de compañeros  de artistas que compartieron con él; penetrar en el secreto de su voz, que sabía mantenerse en el favor del público; de su innato sentido musical para escoger su repertorio; su ingeniosa adaptación de canciones norteamericanas con letras en español, y otros secretos de su profesionalidad musical.

De todo esto, y mucho más, trataremos en este blog, con amplia información gráfica.

Cristóbal Díaz-Ayala

Advertisements